El Colegio San Esteban, comunidad de creyentes al servicio de la Fe de los niños y los jóvenes.

El centro del Colegio  San Esteban es Cristo, y así lo vivimos día a día.

La eucaristía ocupa el lugar central: los recreos eucarísticos, las misas de los primeros viernes, las misas por curso, la de las familias los primeros domingos de mes y sobre todo la celebración de las primeras comuniones le dan al año, al mes y al día el tono y  la alegre esperanza de servirlo en su Presencia.

En el marco de la preparación para la Primera Comunión, realizamos la primera de las cuatro  jornadas para padres el pasado 18 de mayo. Fue un encuentro distendido y amable; el Padre Martín nos  dio una charla sobre la vida cristiana, luego los matrimonios tuvieron la oportunidad de confesarse, compartimos un video sobre la inmensa tarea de educar a los hijos, celebramos la santa Misa presidida por el Padre Juan y finalizamos el encuentro con un almuerzo.

El sacramento de la reconciliación es una fuente permanente de gracia. El Padre Ricardo, el Padre Martín y el Padre Cristian confiesan a los alumnos y a aquellos padres que lo soliciten, y encuentran en el Colegio un espacio privilegiado para recibir el perdón de Dios.

La transmisión de la Doctrina Católica ocupa también un pilar fundamental. Como nos enseña el Beato Juan Pablo II, persigue el doble objetivo de hacer madurar la fe inicial y de educar al verdadero discípulo por medio de un conocimiento más profundo y sistemático de la Persona y del mensaje de Nuestro Señor Jesucristo”[1]

La devoción a Jesús, a María y a los santos atraviesan toda la vida escolar. Cada curso tiene su santo patrono al que toma como modelo y guía. Este año los chicos de 2° año EP conocieron la vida de Santa Bernardita,  el Padre Juan bendijo y entronizó su imagen en las clases e hicimos un pequeño festejo en su honor; 4° año hizo lo mismo con Santo Domingo Savio.

El viernes 7 de Junio, los alumnos de 5° y 6° año se consagraron al Sagrado Corazón de Jesús durante  la Misa, acontecimiento para el cual se vienen preparando en las clases de Religión. También  un grupo de padres ha querido consagrarse junto a  sus hijos.  Ya el año pasado se habían consagrado a María, de modo que en los últimos años del Primario la devoción a los santos se corona con la consagración a Jesús y a María.

En el Nivel secundario las jornadas y retiros espirituales interrumpen el transcurso normal de las clases para un encuentro más profundo con el Señor que llama a la conversión y a una unión más íntima con Él. El grupo misionero, formado por alumnos de los últimos cursos y ex alumnos, corona la formación con el cumplimiento del mandato de Cristo “Vayan, y hagan que todos los hombres sean mis discípulos…”[2].

El Libro de los Hechos de los apóstoles nos revela que Esteban estaba  lleno de gracia y de poder”, y que  la sabiduría y el Espíritu que se manifestaban en su palabra”[3]. Nuestro colegio espera, bajo el amparo de su santo patrono, formar en sus alumnos un auténtico espíritu religioso que los capacite para enfrentar la vida con la certeza de la fe que mueve a vivir tomando por guía el evangelio[4].

 

 


[1] Juan Pablo II, Catechesi Tradendae, n° 19

[2] Mt 28, 19a

[3] Hch 6, 8a. 10b

[4] San Benito, Regla de los monjes, Prólogo, 21


Imágenes




Archivos relacionados