¡Manos a la Obra!

Las Madres Solidarias vinieron al Colegio a enseñarles a los chicos a tejer cuadraditos para hacer mantas. Llega el invierno y hay muchas personas sin abrigo.

¡Somos solidarios y aprendemos a tejer!

 

 

¿Qué ocurre en tu cerebro cuando tejes?

 

Hacer manualidades puede ayudar a aquellos que sufren de ansiedad, depresión o dolor crónico, dicen los expertos.

 

  1. Tejer fomenta la comunicación entre generaciones; ya que son nuestros mayores los mejores expertos y los que conocen los trucos de esa actividad. Escuchar sus consejos es esencial para mejorar y aprender

 

  1. Con la repetición de puntos se consigue lo que se llama “respuesta de relajación”; es decir, que al repetir los puntos una y otra vez se produce un efecto de relajación en nuestro organismo.

 

  1. Ayuda a sentirse bien con uno mismo y a aumentar la autoestima, ya que con nuestras propias manos estamos creando una prenda. Afianza la confianza en uno mismo y nos ayuda a esforzarnos y a cultivar la paciencia.

 

  1. Tejer favorece la capacidad de concentración; por lo que puede ser una auténtica terapia para aquellos que sufren de déficit de atención.

 

  1. Te ayudará a mejorar el ánimo y la alegría; ya que facilita el buen humor. Conseguirás reducir las hormonas del estrés y al mismo tiempo aumentar los neurotransmisores de la felicidad, como la serotonina.

 

  1. Nos enseña a luchar por alcanzar nuestros objetivos y no desanimarnos aunque fracasemos en el primer intento. Porque cuando estás aprendiendo a tejer puede que tengas que deshacer la labor y volver a empezar de cero. Una experiencia que podrás aplicar a tu vida.

 

  1. Es una actividad que estimula a tu cerebro, ayudándote a relajarte y a disminuir el estrés.

 

 

                                                         Dpto. de Comunicación


Imágenes








Archivos relacionados